Con edición especial del 500 Abarth, Fiat rinde tributo a México

Era el año 2011 cuando Fiat comenzaba la producción del 500 en la planta de ensamble en Toluca, Estado de México, lugar que sirvió para el armado de este producto que desde entonces se exporta a diversos mercados. Poco después llegaron las variantes Abarth a las instalaciones mexiquenses y es por eso que la firma italiana reconocerá este hecho con una edición de nombre “Tributo a México”.

Por fuera podremos observas las mismas formas y dimensiones características del Fiat 500, pero el tratamiento de esta edición el incluirá tres tonalidades especiales y combinaciones especiales de franjas y colores colocados en el toldo y espejos, por ejemplo. El resto es igual, con un diminuto cofre, una pequeña parrilla y faros grandes circulares, además de rines específicos de 17 pulgadas envueltos en neumáticos Pirelli PZero Nero, entre otros detalles.

El habitáculo empleará las mismas formas que hemos visto anteriormente, pero el interior incluirá asientos tipo cubo con vestiduras en piel y algunos elementos de aluminio, como los pedales, para acentuar la deportividad de esta subcompacto. Además, el equipo también será generoso, pues la armadora italiana colocará una pantalla central de cinco pulgadas con sistema UConnect, con sonido Beats con seis bocinas y subwoofer, así como amenidades como quemacocos eléctrico, aire acondicionado y pantalla TFT de siete pulgadas en el tablero, aunado a seguridad de serie como las siete bolsas de aire y frenos ABS, por ejemplo.

La mecánica de este modelo echará mano de un motor de 1.4 litros, que es capaz de desarrollar 160 caballos de fuerza y 170 lb-pie de par, con caja manual de cinco relaciones o una opción automática de seis marchas. La puesta a punto será especial en este coche, pues Fiat coloca una suspensión con resortes y amortiguadores de alto desempeño, además de barras estabilizadoras en ambos ejes del vehículo, sin mencionar el control tracción y estabilidad que puede regularse en tres modalidades diferentes.

Sólo 37 unidades del Fiat 500 Tributo a México llegarán a nuestro país, todas con un certificado y un llavero de edición especial que avala el tiraje limitado y autenticidad del vehículo. La versión manual tendrá un costo de 469 mil 900 pesos, mientras que la variante automática se colocará con una etiqueta de 499 mil 900 pesos.