Conoce el nuevo Audi A8

La firma alemana acaba de presentar en el marco del Audi Summit que tiene lugar en la ciudad de Barcelona, a la cuarta generación del Audi A8, que llega con numerosas novedades, cargado de tecnología y manteniendo un estilo exterior conservador.

En cuanto a su diseño aquí no hay grandes novedades, como es habitual en la marca de los cuatro aros la carrocería del nuevo Audi A8 2018 se presenta como una evolución del modelo anterior, en línea con lo habitual para la marca para sus berlinas; que sólo parecen variar sus dimensiones.

Sin embargo el nuevo Audi A8 estrena un nuevo lenguaje de diseño con algunas sutiles modificaciones, que incluyen una parrilla Singleframe de mayores dimensiones, unos faros HD Matrix LED y unos pilotos traseros OLED que se combinan con una tira horizontal que los conecta.

El nuevo A8 posee 5,17 metros de longitud, mientras que su versión alargada añade a su distancia entre ejes 13 centímetros adicionales.

Pero aquí lo importante es lo que ocurre en el interior, que añade las mas recientes tecnologías de la marca alemana, incluyendo un sistema de asistencia a la conducción provisto de un alto grado de automatización. Su interior es lujoso y muy espacioso, con una mayor habitabilidad frente al modelo saliente.

Las plazas traseras son térmicas e incluyen múltiples ajustes y apoyo para los pies con función de masaje, además de otros elementos de confort para hacer la vida de los pasajeros mas confortable, como los reposacabezas de confort, los asientos con masaje o las luces de lectura con tecnología HD Matrix.

Además incluye tecnologías de conducción autónoma nivel 3 que se irá introduciendo a lo largo del próximo año. Este sistema ofrecerá asistencia en atascos, aparcamiento asistido y aparacamiento asistido en garaje, en ambos casos manejabas desde el móvil, etc.

La oferta mecánica inicial incluye un nuevo motor TFSI V6 de 3.0 litros con 340 CV, además de un nuevo diésel TDI de 3.0 litros con 286 CV de potencia. Posteriormente se añadirá a la oferta un TFSI V8 de 4.0 litros con 460 CV y un TDI V8 de 4.0 litros con 435 CV, además de un W12 de 6.0 litros con más de 500 CV de potencia.

En todos los casos, los propulsores se asocian a un pequeño motor de arranque-alternador en combinación con un sistema eléctrico de 48 V, un sistema de microhibridación que le permite reducir el consumo de combustible al asistir al motor principal.

Posteriormente se añadirá a la gama el Audi A8 L e-tron Quattro, con un sistema de propulsión híbrido enchufable, en base a un motor de gasolina TFSI de 3.0 litros en combinación con un motor eléctrico y una potencia combinada de 449 CV con un par máximo de 700 Nm.