¿Dónde te conviene tener tu fondo de emergencias?

No es porque me encante el drama, pero imagínate que le pegaste a tu coche y tienes que pagar el deducible del seguro, o tu computadora se descompuso y necesitas comprar una nueva para trabajar, tu perro se enfermó, te quedaste sin chamba o se te mojó el celular ¡y no tienes cómo subir tus fotos a Instagram!

Las urgencias pasan y tú tienes que estar preparado para ellas. Un evento inesperado podría ponerte en aprietos para pagar la renta del próximo mes o puede hacer que te gastes el dinero que tenías destinado para pagarte la maestría o para el enganche del depa que querías.

Por eso es importante tener un fondo de emergencias que es un ahorro que haces para hacer frente a las desventuras de la vida sin tener que endeudarte con la familia o con el banco y sin que eso ponga en riesgo tus planes o metas en la vida.

Afortunadamente muchas personas ya se han dado cuenta de eso y últimamente algunas me han preguntado: ¿Y el famoso fondo de emergencias dónde lo guardo? ¿En el banco, en fondos de inversión, en cetes?

El instrumento donde pongas tu fondo de emergencias debe cumplir con dos condiciones básicas: debe darte opción de acceder a tu dinero de una forma rápida (recuerda es hablamos de emergencias) e, idealmente, debe generarte algo de rendimiento. ¿Qué alternativas hay y cuáles son sus pros y contras? Aquí te platico sobre algunas opciones:

Cuenta de ahorro en banco. La cuenta bancaria es el instrumento más común porque puedes sacar tu dinero cuando quieras, pero no te da rendimientos. Eso significa que tus ahorros pierden poder adquisitivo con el tiempo porque la inflación hace que cada vez puedas comprar menos cosas con el mismo dinero. Conclusión: la cuenta en el banco te da acceso inmediato a tu dinero, pero no te da rendimientos.

Cetes. En términos súper simples, los cetes son papelitos (algo parecido a un pagaré, aunque funcionan un poco diferente) a través de los cuales tú le prestas dinero al gobierno y, al final de un periodo determinado, el gobierno te regresa tu dinero más un rendimiento. ¿Vamos bien? Ok. La ventaja es que este instrumento te da rendimientos, pero la desventaja es que los cetes se venden con un tiempo de vida determinado que puede ser de 28, 91, 182 y 364 días. Eso significa, por ejemplo, que, si invertiste en un cete de 28 días, no podrías sacar tu dinero hasta que venza ese plazo. ¿Y si tienes una emergencia? Pues ni modo, no puedes retirar tu dinero.

Existe la opción de comprar cetes escalonados. Es decir, comprar cetes, por ejemplo, cada semana para que, conforme vayan venciendo, puedas tener dinero disponible, pero eso me parece poco práctico y aún así no tienes disponibilidad inmediata de tu dinero porque tienes que esperar a los vencimientos de los papeles. Conclusión: esta opción te permite tener rendimientos, pero tienes acceso limitado a tus recursos.

Fondos de inversión de liquidez diaria. Son instrumentos en los que puedes meter tu dinero, dejarlo ahí invertido por tiempo indefinido y, en caso de necesitarlo, tienes acceso a tu dinero el mismo día (siempre y cuando pidas el retiro antes de las 13:00 hrs.).

piggo, que es una plataforma que te permite tener tu dinero en fondos de inversión, tiene una opción llamada “caja chica” que invierte tu dinero en este tipo de fondos. Conclusión: esta alternativa te da la posibilidad de tener algo de rendimiento y al mismo tiempo tienes disponibilidad de tu dinero.

Fuente: PIGGO