El próximo Mitsubishi Space Star estará basado en el Renault Clio

Como un integrante más de la alianza Renault-Nisan, Mitsubishi tomará ventaja de esos recursos para la próxima generación del Space Star, que podría recurrir a la plataforma de las próximas generaciones de los Renault Clio y Nissan Micra.

Las primeras informaciones señalan que el próximo Mitsubishi Space Star estará basado el la próxima generación del Renault Clio, que con cambios bastante drásticos arribará al mercado el próximo año, estrenando además una nueva plataforma que también adoptarán los próximos Space Star y Micra.

Para aprovechar la sinergia entre las marcas del grupo, al mismo tiempo que economizan recursos, Mitsubishi hará uso de esta nueva plataforma compartida para el Space Star, que permitirá además acelerar su desarrollo. La confirmación corrió por cuenta de Vincent Cobee, responsable de producto de la marca japonesa, quien en el marco del Salón del Automóvil de Tokio 2017 afirmó que el desarrollo de una plataforma especifica para un modelo del segmento B como el Space Star no sería rentable.

En cuanto a su mecánica, posiblemente el nuevo Mitsubishi Space Star recurra al motor de gasolina turboalimentado TCe de tres cilindros y 0,9 litros, que actualmente es utilizado por numerosos modelos de la alianza, de las marcas Renault, Dacia, Nissan e incluso por Smart. Fuentes ligadas a la marca japonesa confirmaron que habrá además una variante puramente eléctrica del Space Star, aunque posiblemente no esté disponible al momento del lanzamiento.

En cuanto a su aspecto exterior, habrá que esperar que el próximo Mitsubishi Space Star cuente con unas dimensiones algo mayores respecto al modelo actual, al mismo tiempo que evolucione para transformarse en un cinco puertas algo mas sofisticado, que logre competir contra sus rivales del segmento B, como los Volkswagen Polo, Ford Fiesta, Mazda2 y compañía.

La nueva generación del Mitsubishi Space Star intentará mejorar su participación en el mercado europeo, en donde el modelo no goza de una gran aceptación, en donde incluso podría recuperar la denominación «Colt» que dejó de ser utilizada en 2013.