Festival Vive Latino alista su 18ª edición

Para Jordi Puig, director y fundador del Vive Latino, la fórmula para mantener vivo un festival musical durante 18 años, radica en creer en el proyecto y aliarse con amigos que se conviertan en cómplices incondicionales.

“No podríamos curar un festival de 84 bandas si no tuviéramos una red de amistades y complicidades importantes: agentes, disqueros, managers, y los mismos músicos, que ya tienen cierta trayectoria. La única clave segura es ésa: una red de complicidades”, dijo Puig ayer, durante una multitudinaria conferencia de prensa en la capital mexicana.

Este año, el cartel del festín, que se realizará el 17 y 18 de marzo, lo encabezan Morrissey, Gorillaz, Queens of the Stone Age, Noel Gallagher’s High Flying Birdsy Pussy Riot como representantes anglo. En tanto, la parte hispana estará conformada por agrupaciones y solistas como Molotov, Fito Páez, Residente, Los Tres, Cuca, Los Amigos Invisibles y Los Pericos.

“Todo proyecto tiene dos caminos: o te vuelves viejo o agarras un poquito de solera, y de respeto y de antigüedad. Hasta ahora, la fórmula es creer en lo que nosotros hacemos. Lo que yo y mi quipo hacemos con el festival, lo hacemos con un montón de amor y cariño e ilusión, y creemos firmemente en lo que hacemos”, señaló el directivo. “Eso ha generado que el Vive Latino siga tan presente”.

Como plataforma en la que, cada año, diversas problemáticas políticas y sociales se hacen presentes durante los números musicales, el festival incluirá el proyecto Hay un nosotros, creado por la revista digital Cultura Colectiva, y en el que participan músicos como Ely Guerra, Cecilia Toussaint y Jaime López, en apoyo a los damnificados de los dos sismos que sacudieron a México en septiembre pasado.