Luto en Irlanda por muerte de O’Riordan

Irlanda se despidió ayer de la cantante y líder de The Cranberries, Dolores O’Riordan, quien falleció el lunes pasado en Londres a los 46 años por causas aún desconocidas. La Policía británica descartó que ocurriera en circunstancias “sospechosas”.

Su repentina muerte ha conmocionado al país, donde se la recuerda como la voz de toda una generación y como un icono mundial de la música en la década de 1990, cuando la banda triunfó con temas como Zombie, Linger o Dreams de la mano de su distintiva voz. Desde temprana hora, decenas de personas hacen cola para firmar en el Ayuntamiento de Limerick (suroeste de Irlanda) el “libro de condolencias” con el que homenajean a su ciudadana más ilustre, una iniciativa que también está disponible en la web del consistorio para sus fans en la comunidad global.

Desde que se conoció antier la noticia de su muerte, no han parado de sucederse las muestras de afecto de numerosas personalidades, desde el presidente irlandés, Michael D. Higgins, y el primer ministro, Leo Varadkar, hasta sus compañeros del mundo del espectáculo.

Además de tristeza, el sentimiento generalizado es de sorpresa, pues O’Riordan parecía haber dejado atrás sus problemas de salud y se mostraba entusiasmada por volver a los escenarios y retomar varios proyectos musicales. De hecho, la muerte la visitó en un céntrico hotel de Londres, donde se encontraba para participar en una “breve sesión de grabación”, según explicó su representante al anunciar el lunes su fallecimiento, aunque no dio más detalles al respecto.

Pocas horas después se ha sabido que Dolores tenía previsto poner ayer su voz a una versión del tema Zombie, tocada por el grupo estadounidense de rock Bad Wolves. Asimismo, el productor musical Dan Waite, amigo personal de O’Riordan, reveló que la artista le dejó un mensaje poco después de la medianoche del pasado domingo y que sonaba como si estuviera “llena de vida”, al tiempo que confesaba “cuánto le gustaba la versión de Zombie, de Bad Wolves”.

“Bromeaba y estaba deseando verme a mí y a mi esposa esta semana. La noticia de su muerte es devastadora y mis pensamientos están con su exmarido Don (Burton), sus hijos y su madre”, afirmó Waite.