McLaren estrena en Pebble Beach un 600LT muy especial

Para el encuentro de Pebble Beach todos los fabricantes desempolvan sus mejores trajes. Es precisamente lo que ha hecho McLaren, que llegó a Concours d’Elegance con uno de sus últimos integrante del portafolio: el McLaren 600LT vestido con exclusivo atuendo Stealth Grey y varios detalles fabricados en base a fibra de carbono.

La división McLaren Special Operations (MSO) es la responsable de esta innovación en el deportivo británico. Pese a que el purasangre no hace cambios en su parte motriz -es decir, conserva su bloque V8 biturbo de 3.800 cc, que desarrolla 600 caballos de potencia y un par máximo de 630 Nm- sí incluye cambios estéticos, y bastante notorios.

El primero y que salta a la luz es el color de la carrocería. Se trata de una especial pintura denominada Stealth Grey (gris sigiloso, en español) que recuerda a los aviones de combate actuales. Pero no es lo único, ya que el conjunto incluye también todos los paquetes opcionales de fibra de carbono que ofrece la marca. Las carcasas de los retrovisores, el difusor y los parachoques son fabricados en este ligerísimo material. Además, en el techo lleva un diseño exclusivo inspirado en el legendario McLaren F1 Long Tail. Otro punto que resalta de este McLaren vestido de frac son sus llantas de aleación de 10 radios con tono negro brillante.

En el interior del cockpit, porque en un deportivo así hay mucho sentido en llamar al habitáculo de esta manera, el McLaren reclama su condición de purasangre con asientos de competición en estructura de fibra y cinturones de seguridad de seis puntos. Pero la comodidad tampoco es elemento ajeno para este 600LT Stealth Grey, pues su equipo de audio firmado por Bowers & Wilkins de 12 altavoces, hace del súperdeportivo una verdadera sinfonía del sonido. McLaren puso lo mejor para sorprender en Monterey.