Suzuki Jimny 2019, la nueva generación del todoterreno

Por más que exista una evolución en el diseño de los vehículos, donde el tema de la aerodinámica ha hecho que las carrocerías tengan líneas redondeadas, hay modelos que se niegan a esta nueva tendencia por lo que sin importar el paso de los años mantienen ese estilo rectilíneo.

Dentro de estos vehículos que continúan con la old school tenemos al Jeep Wrangler, a Mercedes-Benz Clase G y al Suzuki Jimny. Si bien, en materia de aerodinámica estos vehículos no son los mejores, el diseño cuadrado de sus carrocerías permite que no sean necesarios renovaciones estéticas para mantenerse vigentes.

Una muestra clara de lo que estamos hablando es que la última generación -tercera generación Suzuki Jimny ha estado vigente durante 20 años. Si bien este vehículo se ha convertido en una tradición por su característico perfil, para su cuarta generación sólo recibió algunos cambios para estar al día.

Sin olvidar su diseño emblemático y las excepcionales cualidades todoterreno, originadas de su reducido peso, pequeña carrocería y tracción 4×4, el nuevo Jimny, que sale a la venta en octubre de 2018, reinterpreta las formas de sus predecesores con cambios en sus líneas.

Donde si existe una marcada evolución es el interior, partiendo del concepto “retrofuturista”, la cabina recibe la últimas tecnologías de conectividad, información y entretenimiento. Así, el clásico cuadro de instrumentos conformado por dos grandes esferas enmarcadas con biseles cuadrados es acompañada de una pantalla táctil que incorpora el sistema de navegación, información de abordo, Bluetooth, sistema de audio.

Siguiendo la tradición de ser una SUV con capacidades off-road desde su debut en 1970, la cuarta generación mantiene sus compactas dimensiones y un bajo peso, por medio de un robusto chasis de largueros y travesaños, y un sistema de suspensión delantero MacPherson y trasero de eje rígido de tres brazos, para lograr la máxima eficacia fuera del asfalto.

Para mejorar aun más su desempeño, el nuevo Suzuki Jimny goza de un sistema de tracción 4×4 conectable y con reductora, así como de una gama de motores compuesta por bloques que inicia en 600 cc y llega hasta 1.5 litros.