Museo de Brooklyn muestra exposición de 16 mexicanas radicales

La obra de 16 artistas mexicanas fue incluida en la muestra “Radical Women: Latin American Art, 1960-1985” (mujeres radicales: arte latinoamericano) en el Museo de Brooklyn, que explora las contribuciones femeninas a un periodo de gran experimentación creativa.

Abierta al público del 13 de abril al 22 de julio, la muestra reúne a 120 artistas de 15 países latinoamericanos, incluyendo Estados Unidos, que realizaron innovadoras experimentaciones conceptuales y estéticas.

Las piezas, muchas de las cuales se centran en el uso del cuerpo femenino para la crítica política y social y la expresión artística, exploran la sensibilidad femenina y sus vínculos, más o menos directos, con el activismo feminista.

Las mexicanas incluidas son Yolanda Andrade (1950), Maris Bustamante (1949), Ximena Cuevas (1963), Lourdes Grobet (1940), Silvia Gruner (1959), Graciela Iturbide (1942), Ana Victoria Jiménez (1941), Magali Lara (1956), Mónica Mayer (1954) y Jesusa Rodríguez (1955).

La exposición incluye también la obra de artistas ya fallecidas: Sarah Minter (1953–2016), Pola Weiss (1947–1990) y la húngara Kati Horna (1912-2000), así como de las mexicanas por adopción: Marta Palau (España, 1934) y Carla Rippey (Estados Unidos, 1950).

La muestra también contempla trabajos creado por el colectivo femenino Polvo de Gallina Negra, que estuvo activo de 1983 a 1993.

“Radical Women: Latin American Art, 1960-1985” contempla también la obra de artistas bien consolidadas de la escena latinoamericana, como Liliana Porter, Marta Minujín, Lygia Pape y Ana Mendieta, entre otras.

Las obras de la muestra, de acuerdo con el Museo de Brooklyn, pueden ser vistas “como actos heroicos” que dan voz a generaciones de mujeres en América Latina y Estados Unidos en momentos de gran agitación política y social.

Con propuestas radicales tanto estética como políticamente, las obras de la exposición destacan preocupaciones feministas relacionadas con la autonomía corporal, las opresivas normas sociales, la violencia de género y el medio ambiente.

“Temas poéticos y políticos explorados en la exposición incluyen autorretrato, paisaje corporal y feminismos”, explicó Andrea Giunta, co-curadora de la exposición.

En un comunicado, Giunta añadió que “estos temas reúnen obras de arte más allá de las fronteras nacionales y geográficas, lo que crea un argumento sobre las prácticas paralelas llevadas a cabo por artistas que a menudo trabajan en muy diferentes condiciones culturales”.

Las piezas, que incluyen fotografía, video y otros medios experimentales, así como pinturas, esculturas e impresiones, fueron reunidas por primera vez en una exposición organizada por el Museo Hammer en Los Ángeles.

Fuente. NOTIMEX