Salma Hayek y Eugenio Derbez divierten en español

Eugenio Derbez confiesa que en la vida real suele ser muy tímido, pero cuando se trata de sacar el lado más “sexy” y convertirse en todo un “latin lover”, la mejor arma para conquistar a una mujer es su sentido del humor.

“La mujeres siempre van a preferir un hombre que las haga reír a un hombre como William Levy, por ejemplo, o un Sebastian Rulli”, dijo el actor en un tono bromista, ayer durante una conferencia de prensa en la CDMX donde promocionaba la película Cómo ser un latin lover, que llegará mañana a las salas de cine en México, tras un avasallador éxito en Estados Unidos y Canadá.

El filme, coprotagonizado por Salma Hayek y dirigido por Ken Marino, representa el primer papel protagónico en inglés de Derbez, aunque con algunas concesiones al público hispanoparlante, en especial a la audiencia mexicana a la que van conducidos algunos chistes y diálogos entre la pareja estelar.

“La verdad, cuando una piensa a largo plazo, es muy bonito con quién reírte y compartir la vida, porque ésta nunca es fácil, y sí es importante tener un compañero con quién disfrutarla”, contó Hayek.

La veracruzana dijo sentirse agradecida con la invitación de Derbez para participar en el filme, donde a través de su personaje de Sara, encontró una gran libertad de poder expresar la esencia de quién es y de dónde viene.

“Con este personaje expresé esa parte de mí, así que le doy las gracias a Eugenio (Derbez) porque si no hubiera sido por él, nadie me hubiera entendido”, agregó la actriz de 50 años.

La trama de la película aborda la historia de Máximo, un gigoló al que da vida el famoso comediante mexicano, especializado en la seducción de mujeres ricas de la tercera edad. Después de 25 años de matrimonio con una anciana millonaria, recibe la sorpresa de que ha decidido abandonarlo, forzándolo a salir de su mansión y en búsqueda de su hermana Sara para pedirle ayuda.

“Lo que más disfruté de esta película es que me dio la oportunidad de poder hacer algo auténtico, mexicano”, subrayó la también productora y empresaria.

De buen humor y dispuesta a responder todas las pregunta de la prensa, Hayek no dudó en defender a Luis Miguel. El intérprete pagó una fianza el martes y quedó en libertad poco después de entregarse a las autoridades de Los Ángeles, donde era requerido en relación con un caso presentado por su exrepresentante por el cual se le ordenó pagar más de un millón de dólares.

“Yo creo que la situación con Luis Miguel es que las cosas se salieron de lugar sin él estar al tanto de lo que estaba pasando. Soy una de las personas que mejor lo conoce, y puedo decir que es una muy buena persona”, dijo Salma.

Éxito taquillero: Cómo ser un latin lover recaudó 12 millones de dólares en su estreno en Estados Unidos, al ser exhibida en 118 salas de cine, con lo que logró superar a The circle, la película estelarizada por Tom Hanks y Emma Watson.

Banda sonora en español: La guatemalteca Gaby Moreno grabó una versión del clásico de Blondie, Call me, mientras que la mexicana Carla Morrison también formó parte de la música del filme.