Cada día entran a Canadá 50 indocumentados que huyen de Trump

El Ministerio de Inmigración de Canadá reportó que en promedio entran diariamente unos 50 inmigrantes por un punto de entrada no oficial en Lacolle, Quebec, como resultado de las políticas migratorias de Estados Unidos.

Por lo tanto, existe una comisión especial para estudiar el fenómeno y preparar una respuesta para hacerle frente.

A raíz de las políticas antiinmigrantes del presidente Donald Trump, miles de solicitantes de asilo provenientes de Estados Unidos, sobre todo haitianos y musulmanes, cruzaron la frontera a pie el año pasado.

Según cifras del gobierno canadiense, hubo más de diez mil solicitudes de refugio por parte de quienes cruzaron irregularmente entre mediados de marzo y fines de septiembre del año pasado en los puntos migratorios no oficiales.

Ante la suspensión del Estatus de Protección Temporal (TPS) para las comunidades de origen centroamericano que viven en Estados Unidos, el gobierno canadiense prevé que este tipo de migración “a pie” se incremente.

Los salvadoreños en Estados Unidos protegidos por el TPS tienen hasta el 9 de septiembre de 2019 para dejar el país o enfrentarán deportación. También pueden verse afectados 60 mil haitianos, 60 mil hondureños y dos mil 500 nicaragüenses.

En 2017, Canadá recibió un total de 50 mil 380 solicitudes de asilo, de las cuales 20 mil 593 (41 por ciento) fueron hechas por migrantes irregulares.

En enero de 2018, las solicitudes de asilo en Canadá llegaron a aproximadamente tres mil 965. De estos reclamos, mil 517 fueron hechos por migrantes irregulares y el 96 por ciento fueron hechos por solicitantes de asilo que cruzaron la frontera por los puertos de entrada en Quebec.

El gobierno canadiense ha otorgado más de 11 mil 100 permisos de trabajo a inmigrantes irregulares que ingresaron por Quebec desde el 1 de abril de 2017. Se han aprobado mil 343 solicitudes de permiso de trabajo adicionales para inmigrantes irregulares que ingresaron a Canadá fuera de Quebec.

La Comisión Especial para la Migración Irregular informó que un considerable número de permisos de trabajo se entregan tanto a migrantes regulares como irregulares por todo Canadá.

Se detalló que 97 por ciento de solicitudes de permiso de trabajo presentadas por migrantes irregulares han sido aprobadas y que sólo tres por ciento fueron rechazadas debido a exámenes médicos incompletos.

El ministro de Inmigración, Ahmed Hussen, refirió que la unidad móvil de migración que se trasladó al punto de entrada no oficial en Lacolle procesó entre noviembre de 2017 y febrero de 2018 un total de 720 solicitudes de asilo y añadió que estas unidades móviles se trasladarán a otros puntos fronterizos.

El presupuesto federal para 2018 incluye 173.2 millones de dólares en los próximos dos años para el manejo de la inmigración irregular.

“Esta inversión se utilizará para respaldar el ingreso de nuevos reclamos de asilo, procesamiento de elegibilidad, procesamiento más rápido de reclamos en el Consejo de Inmigración y Refugio, procedimientos de control y seguridad, y detenciones y deportaciones de aquellos que representan un riesgo para la seguridad de los canadienses”.

El gobierno señaló que continúa el análisis del fenómeno migratorio y prepara planes para “varios escenarios”. Destacó que la coordinación con los gobiernos provinciales de Columbia Británica, Manitoba, Quebec, New Brunswick y Ontario, ha logrado avances significativos.

Ejemplificó que en el verano del 2017 Quebec implementó una serie de medidas que permitieron una efectividad sin precedentes en la atención al volumen de peticionarios de asilo.

Asimismo, oficiales del Ministerio de Seguridad Pública de Canadá han estado en contacto directo con sus contrapartes del Departamento estadunidense de Seguridad Nacional y con el Departamento de Estado, a fin de garantizar una cooperación bilateral en este fenómeno, que asegure la integridad de la frontera común.

El diputado federal Pablo Rodríguez, el único de habla hispana en la Cámara de los Comunes, fue encomendado por el primer ministro Justin Trudeau para viajar a Washington y Los Ángeles para hablar con las comunidades de origen centroamericano y explicarles los riesgos de buscar entrar a Canadá por la vía ilegal.

El ministro de Transporte y presidente de la Comisión Especial para la Migración Ilegal, Marc Garneau, indicó que la prioridad es la seguridad de los canadienses, mantener las fronteras seguras, pero al mismo tiempo tratar a los solicitantes de asilo con compasión y encausarlos en el debido proceso, de acuerdo a las leyes internacionales respectivas.

“Juntos hemos logrado un progreso significativo en los últimos meses, en respuesta al movimiento de migración irregular. Nuestra colaboración continua es clave, ya que esperamos una mayor afluencia potencial de migrantes irregulares”, afirmó el ministro Garneau.