Ciclovía en Reforma irá también por la banqueta y el camellón

La ampliación de la ciclovía de Paseo de la Reforma, que forma parte del proyecto de la Línea 7 del Metrobús, no sólo tendrá un ciclocarril, sino que en pequeños tramos deberá ir por la banqueta y en el camellón central.

Este plan aún espera la respuesta del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que dé el visto bueno al trazo, informó Tanya Müller, titular de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

De acuerdo al mapa elaborado por la Sedema, en dirección oriente-poniente habrá ciclovía confinada en el tramo de Río Ródano a Mariano Escobedo; y de Mariano Escobedo a Gandhi, el paso sería por la banqueta.

Pasando la ciclovía de Gandhi, el recorrido retomaría la banqueta hasta cruzar Arquímedes; y de ahí a Anatole France, las bicicletas deberán seguir por el camellón.

Del otro extremo, de poniente a oriente, el recorrido es igual, pero con la diferencia de que de Gandhi a Lieja, los ciclistas tendrán que ir bajo el arroyo vehicular.

Colocan señalización
Durante el corte informativo del miércoles, la secretaria de Medio Ambiente explicó que se colocó señalética para impedir que los ciclistas vayan sobre el mismo carril del Metrobús en el trayecto, debido a que la frecuencia de paso de los transportes pondría en riesgo a quienes viajan en bicicleta.

Hasta antes de la llegada de la Línea 7 del Metrobús, la ciclovía llegaba hasta la Torre Mayor; pero el sistema de transporte implica el modelo de calle completa (donde concluyen automovilistas, transporte y cicistas), lo cual fue exigido por la sociedad civil.

Cabe mencionar que hasta hace unos meses, la Sedema advirtió que no habría ciclovía en el camellón central de Reforma, a partir de Lieja, ya que esto viola los lineamientos existentes para la construcción de éstas.