Con un solo carril, impulsan movilidad Edomex y CDMX

Con el objetivo de mejorar la conectividad con la autopista México-Toluca, que conecta a la CDMX con el Estado de México, ayer se abrió, en el primer minuto de este jueves, el distribuidor vial Las Palmas-Echánove, cuyo costo total en dos etapas fue de 60 millones de pesos.

Se espera que con este distribuidor se reduzcan los tiempos de traslado en la zona de 30 a cinco minutos, beneficiando a población flotante, como son las personas provenientes del Estado de México; además, beneficiará a los vecinos de las colonias de La Navidad, El Molino, San José de los Cedros, Jesús del Monte, San Pedro Cuajimalpa y el Yaqui,

Los conductores que transitan por Camino al Olivo, Lomas de Vista Hermosa y Noche de Paz, podrán incorporarse a esta vialidad que conduce a la carretera México Toluca y Santa-Fe.

Esta obra es considerada por la administración por Miguel Ángel Salazar, jefe delegacional de Cuajimalpa, en la CDMX, como una de los principales proyectos de movilidad de la demarcación.

La obra se ejecutó en dos etapas: la primera fue financiada con fondos federales que ejecutó la autoridad local por un monto de 29 millones de pesos y tuvo una duración de siete meses.

La segunda fue en cumplimiento de la donación que están obligados los desarrolladores de la zona “y que hace mucho tiempo no lo hacían” en base al artículo 64 de la Ley de Desarrollo Urbano; el recurso ascendió a 31 millones de pesos.