Descubre Mexcaltitán la ‘Venecia’ mexicana

México cuenta con su propia Venecia, se trata de la isla de Mexcaltitán, enclavada al noroeste de ese municipio de Nayarit.

A la isla se le conoce como la Venecia mexicana, ya que en época de lluvias hay una crecida del río San Pedro, ocasionando que los pequeños callejones de Santiago Ixcuintla se inunden, por lo que los habitantes se ven obligados a usar canoas e instalar puentes para poder transitar. Este fenómeno atrae a visitantes de toda la República e incluso del extranjero.

“Es la Venecia mexicana o Venecia nayarita, porque es redonda, y en época de lluvias se llenan sus calles”, explicó Alberto Estrada, socio de la cooperativa del lugar.

Los pobladores trasladan a los turistas hasta la isla a bordo de lanchas, durante el recorrido se puede observar una gran variedad de flora y fauna.

Al llegar al sitio pareciera que el tiempo no ha transcurrido, el desarrollo y el progreso se congeló para dar paso a la tranquilidad. Por sus callejones se observa a los pobladores tejer las atarrayas (usadas para la pesca) con agujas especiales, el tiempo de elaboración varía, pero se puede llegar a tardar hasta un mes en tener la red.

Allí, la inseguridad no ha tocado puertas, simplemente no les preocupa, las entradas de las viviendas permanecen abiertas, sus pobladores viven lejos del estrés y el bullicio de la ciudad.

La pequeña isla mide 400 metros de largo por 350 metros de ancho, lo que hace muy sencillo recorrer el lugar, que destaca por su gastronomía, donde se elaboran platillos ancestrales transmitidos de generación en generación.

El menú gastronómico posee tamales y pozole de camarón, pescado zarandeado y el llamado tastihuil o mole de camarón, elaborado con el caldo de ese marisco, masa, especias y camarones frescos del lugar.

La isla con apenas 325 casas y mil 800 habitantes, de acuerdo con sus pobladores, obtuvo el nombramiento de Pueblo Mágico, pero en julio de 2009 fue retirado por incumplir con los requerimientos de calidad; sin embargo, año con año, el sitio puede llegar a recibir hasta tres mil visitantes en temporada alta.

Los turistas que llegan a la isla lo hacen atraídos principalmente por su historia y su gastronomía, aunque reconocen que hace falta mayor atención por parte de las autoridades en el cuidado de la “Venecia mexicana”.