Desmiente IPN campaña sobre subejercicio presupuestal impulsada por Correa Jasso

A fin de evitar la difusión de noticias falsas, el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez Casas, destacó que el Presupuesto 2018 del IPN se ejercio en su totalidad con transparencia, en tiempo y con austeridad.

El titular de esta casa de estudios adelantó que así lo informará a la comunidad politécnica en la sesión del Consejo General Consultivo del IPN del 31 de enero próximo.

De acuerdo con Rodríguez Casas, el informe que presentará contiene de manera detallada los estados financieros de la institución, “por lo que es falso que existan subejercicios en el presupuesto ejercido en 2018”.

En una carta publicada en la Gaceta del IPN, el Director General detalló que el ejercicio del presupuesto en el IPN es auditado permanentemente, tanto por el Órgano Interno de Control como por la Auditoria Superior de la Federación de la Cámara de Diputados y por despachos de auditores particulares externos, “lo que asegura que cuenta con finanzas sanas ejercidas con honestidad, austeridad y transparencia.

Ante las versiones de un subejercicio en el presupuesto del Politécnico, difundidas por grupos de egresados que apoyan al exdirector del IPN, Miguel Ángel Correa Jasso, para ocupar de nuevo la Dirección General de esta casa de estudios, el Dr. Mario Alberto Rodríguez Casas, destacó que el ejercicio de las finanzas del IPN en 2018 permitió en este año se incrementara la matrícula de nuevo ingreso en 18 por ciento, además de economizar recursos de partidas presupuestarias no prioritarias por un monto 492.7 millones de pesos.

Rodríguez Casas detalló que dichos recursos fueron redireccionados al equipamiento los laboratorios y talleres por un monto de 260.6 mdp, así como para el mantenimiento de equipo e instalaciones, por 67 mdp, y para la reconstrucción de edificios dañados por el sismo de 2017, por un monto de 165.1 millones.

Cabe destacar que Miguel Ángel Correa Jasso, quien ahora busca regresar al IPN e impulsa una campaña en contra de su Director General, siendo abiertamente priísta llegó a la Dirección General del IPN por recomendación directa del expresidente Zedillo a su sucesor el panista Vicente Fox.

El gran mérito de Correa Jasso para ocupar este cargo fue la amistad que durante su paso como estudiante de la Escuela Superior de Economía del IPN, tuvo con Nilda Patricia Velasco, quien tiempo después se convertiría en esposa del a la postre primer priísta de la nación, Ernesto Zedillo Ponce de León.

Está documentado que Miguel Ángel Correa Jasso durante su gestión al frente del IPN tuvo un subejercicio de más de 800 mdp, mismos que como consecuencia de la omisión le fueron reducidos al IPN en su presupuesto.

Todo Director General del IPN tiene derecho a dos periodos de gestión de tres años cada uno, sin embargo, a Correa Jasso no le fue concedido el segundo por la corrupción y excesos administrativos y presupuestales en que incurrió, generando además una situación de confrontación con trabajadores, maestros y alumnos.

En su administración fue del conocimiento general la venta de plazas a través de la entonces directora de Recursos Humanos, Reyna Ortiz, quien asignó las plazas más altas de docentes a sus allegados, incluso a quienes fueron choferes y secretarias de confianza aún sin poseer el perfil académico necesario.

Durante su gestión en el IPN, Correa Jasso no sólo dejó un caos administrativo y financiero, además, se destapó la relación que Jaime Valverde, quien fue su Secretario General, alimentó con grupos porriles para ejercer su control y usarlos a conveniencia, lo que caracterizó la gestión como el periodo en el que más creció el problema del porrismo.

Como titular del IPN Correa Jasso se divorció y se volvió a casar con una edecán del área de Relaciones Públicas, a quien le compró una casa en Bosques de las Lomas. Ya siendo su esposa le rentó lujosas oficinas en Polanco y la nombró Directora de los Centros de Apoyo a Estudiantes (CAEs) sin tener perfil. Desde esta oficina de Polanco es donde se hacían los negocios de contratación y venta de promocionales y toda clase de artículos que requerían las áreas para sus obsequios institucionales.

En este contexto, destaca que las asociaciones de egresados, grupos de la Escuela Superior de Economía y el Sindicato Independiente del IPN, quienes denuncian un supuesto subejercicio presupuestal y exigen la salida del actual director Mario Alberto Rodríguez Casas, impulsen a Miguel Ángel Correa Jasso como su candidato para dirigir al IPN en el marco del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Adicionalmente cabe señalar que el Gobierno federal de López Obrador, así como el Gobierno de la capital, encabezado por Claudia Sheinbaum, ya trabajan de manera coordinada con la actual administración del IPN y tienen comprometidos con la participación de la comunidad politécnica varios importantes proyectos como el Tren Maya y el Cablebús.