Diputados aprueban Ley de Seguridad Interior, ahora pasa al Senado

Con una votación de 215 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones, la minuta fue aprobada en lo particular; ahora pasa al Senado.

Con 215 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones el Pleno de la Cámara de Diputados aprobaron en lo particular la Ley de Seguridad Interior; por lo que hora pasará al Senado para su revisión y aventual aprobación, lo que se prevé suceda antes de que concluya el actual periodo ordinario.

Los 411 diputados presentes en la sesión avalaron horas antes el dictamen en lo general con 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones, de la ley  que busca regular la actuación de las fuerzas armadas en materia de seguridad y que faculta al Poder Ejecutivo a intervenir a alguna entidad, mediante la declaratoria de protección correspondiente.

La aprobación de la Ley, que define como seguridad interior la condición que proporciona el Estado mexicano para salvaguardar la permanencia y continuidad de sus órdenes de gobierno e instituciones, así como el desarrollo nacional, el Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática, ha dividido la opinión pública.

CNDH  dice que son violatorios a los derechos humanos

La ley es rechazada por organismos nacionales e internacionales, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que señala el abandono del Estado en la capacitación y fortalecimiento de las policías federales, estatales y municipales, por lo que han quedado relegadas a un papel marginal dentro de las políticas públicas de seguridad de las personas.

“La emisión de una ley de seguridad interior, en los términos que se plantea, contribuiría a mantener el estado actual de cosas, al favorecer el uso discrecional de las Fuerzas Armadas como base de una estrategia para abatir la violencia e inseguridad que se enfrenta”, expuso en un comunicado.

Expertos y académicos de CIDE, INACIPE, MUCD,  y de IIJ de la UNAM, entre otros de la protección a los derechos humanos, ha manifestado su oposición a dicha ley, en  la que ven el aval del “uso legítimo de la fuerza” por parte de las fuerzas armadas para “repeler o neutralizar actos de resistencia no agresiva, agresiva o agresiva grave”.

incompatible con tratados internacionales

La iniciativa no es compatible con tratados internacionales, en el que el concepto de seguridad interior es un “híbrido y ambiguo” propio de regímenes autoritarios, expusieron expertos del Centro Pro.

NTX/