España destinará 200 mil euros para la crisis humanitaria de Guatemala

España contribuirá con 200 mil euros para tratar de paliar la crisis humanitaria generada por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, que de momento suma más de 1.5 millones de personas afectadas, 12.277 evacuadas, casi 200 desaparecidas y un centenar de fallecidas.

Tan solo unas horas después de la erupción del volcán el pasado 3 de junio, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) se movilizó para conseguir material básico de cobijo (matas y catres) para las personas desplazadas en refugios por un valor de 40 mil euros.

A ellos se sumarán, según informó hoy este organismo, otros 50 mil euros que irán a parar al Fondo de Emergencia de Respuesta ante Desastres (DREF, por sus siglas en inglés) de la Federación de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja para intervenciones centradas en salud de los afectados.

Paralelamente, la Aecid ha activado los fondos de emergencia que mantiene reservados para crisis humanitarias con las organizaciones Acción contra el Hambre -por valor de 60 mil euros- y Oxfam Intermon -50 mil euros- para asistir a la población.

Desde el primer momento, la embajada española en Guatemala y su Oficina Técnica de Cooperación (OTC) han estado atentos de esta crisis en coordinación con las autoridades guatemaltecas y el resto de agencias humanitarias presentes en el país.

Otras organizaciones también se han volcado con esta crisis, como la española Plan Internacional, que está repartiendo artículos no alimentarios como colchones, kits de sábanas y almohadas y de higiene, toallas para el aseo personal y pañales.

También continúa apoyando al personal de la ONU y al gobierno de Guatemala en las evaluaciones a los menores en los albergues y ayer colaboró en la evacuación a Estados Unidos de dos niñas gravemente quemadas de 10 y 15 años que necesitaban atención médica especializada.

Los equipos de Acción contra el Hambre han identificado la necesidad de reforzar los sistemas de agua y saneamiento, como instalación de duchas, pilas y letrinas, en los campamentos temporales, y han advertido de que los flujos de agua, ceniza y residuos tóxicos del volcán amenazan a las poblaciones desplazadas por el riesgo del desbordamiento de los ríos.

También Oxfam trabaja con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred) y organizaciones socias locales distribuyendo filtros de agua, elementos de higiene básicos y otra ayuda de “vital importancia” para los evacuados o los que han huido a los albergues.

Además, está equipando los refugios con cocinas industriales, cilindros de gas propano y utensilios de cocina