Este cambio en el AICM va a hacer ganar a Aeroméxico

El reciente anuncio de Interjet de cerrar cinco rutas que operaba desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) reavivó el problema de la asignación de horarios de aterrizaje y despegues -conocidos como slots- derivado a su vez del problema de saturación que enfrenta desde 2014.

En septiembre de 2017, el AICM fue declarado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como saturado, por lo que se ordenó reducir el número de operaciones promedio por hora de 70 a 61 en el horario de las 7 de la mañana a las 11 de la noche.

Luego de que en abril pasado se implementara el sistema de monitoreo y asignación de slots en el AICM, Slotix en el AICM, Aeroméxico fue la principal ganadora, pues ahora cuenta con una mayor participación en el total de franjas horarias respecto a 2016.

En octubre de 2017, el 46.4 por ciento de los slots eran de Aeroméxico, 1.9 puntos porcentuales más que en igual mes de un año antes, según datos del AICM.

Además, las estadounidenses Delta, jetBlue, Alaska; las transatlánticas Alitalia, ANA y TAP; así como VivaAerobus y las cargueras ganaron en conjunto 2.8 puntos.

En cambio, el porcentaje de franjas de Interjet, la segunda empresa con más participación, disminuyó a 21.5 por ciento, desde el 22.4 por ciento que tenía en el 2016; el de Volaris se ubicó en 5.9 por ciento desde un 7.6 por ciento; mientras que en Aeromar disminuyó a 5 por ciento, cuando hace un año contaba con el 6.5 por ciento.

Entre Magnicharters y American Airlines perdieron 70 puntos base.

Expertos explicaron que las directrices para asignar slots recompensan a las aerolíneas por puntualidad, por lo que mejoran su asignación en función de que cumplan con sus horarios de salida.

“La base de slots históricos se puede aumentar si llevas varias temporadas operando con regularidad en un mismo horario, y si los otros operadores no cumplen con eso de manera consistente, el aeropuerto está en todas sus facultades de quitarle su horario y de reasignarlo a quien sí lo hace”, señaló una fuente de Aeroméxico.

El Artículo 99 de la Ley de Aeropuertos señala que en condiciones de saturación la autoridad puede retirar slots si las aerolíneas no los operan con al menos un 85 por ciento de puntualidad.

Slotix entera a los involucrados en tiempo real si alguna aerolínea no tiene franja asignada o si se retrasó, explicó en marzo Alexandro Argudín, director general del AICM.

Esto ha hecho que el reporte que publica la Dirección General de Aeronáutica Civil, elaborado por el subcomité de demoras del AICM, cobre un valor sustancial en la capacidad de cada aerolínea.

Interjet, que redujo su participación de slots en el principal aeropuerto del país, reportó que entre enero y agosto de 2017 su porcentaje de demoras imputable fue de 29 por ciento, 11 puntos porcentuales más que el mismo periodo de 2016.

Así, Aeroméxico, que desincorporó 14 pares de slots en el AICM para obtener la autorización de su alianza profunda con Delta Air Lines (por parte del Departamento de Transportes de Estados Unidos, así como de la Cofece), se hizo de una capacidad mayor en su principal centro de operaciones.

Los datos del aeropuerto refieren que Aeroméxico, con 14 por ciento de sus demoras imputables, es la que tiene el menor índice de impuntualidad de las líneas nacionales.

Un analista de casa de bolsa dijo que aunque Aeroméxico se deshizo de esos slots, reabrió esas rutas, pero con otros horarios “quizá no tan atractivos”, lo que confirmó el área de prensa de aerolínea.