Huracán Willa deja a su paso un milagro en el Lago de Chapala

Con el paso del huracán Willa los daños no se hicieron esperar, pues además de las fuertes lluvias y vientos, varios postes y árboles cayeron ante el poder del fenómeno natural. No obstante, no todas son malas noticias pues en el estado de Jalisco, Willa provocó un “milagro” para los habitantes del pueblo de Jocotepec.

El mencionado milagro, llamado así por los habitantes, es por que desde al menos hace tres décadas, el Lago de Chapala disminuía gradualmente su nivel de agua, pero tras el paso del huracán, se presentó un desbordamiento que propició que éste se desbordara e inundara gran parte del malecón.

Aunque el hecho pareciera una mala noticia, no es así, pues desde el año de 1979 dicho rio no alcanzaba su nivel máximo y gracias a Willa eso ha cambiado. Con ello, los pobladores de Jocotepec contarán con agua suficiente para un par de meses que servirá para consumo, para la agricultura y además, mejorará las condiciones climáticas.

Cabe destacar que el Lago de Chapala no es un lago común y corriente, pues mantiene el título como el más grande México y uno de los más amplios de América Latina. Sin embargo, con el paso de los años, gracias al paso del hombre y al cambio climático, ha entrado a una etapa de sequía y se ha visto amenazado con desaparecer.

Uno de los puntos más importantes sobre el Lago es que es reconocido como uno de los pilares económicos de la zona, pues se depende mucho de el.

Gracias a Willa, se ha informado, el nivel del agua se encuentra en un 88% de su capacidad, cantidad que no había sido alcanzada en varios años.