La NASA quiere que seas un guardián de la galaxia y está dispuesta a pagarte por ello

Sí, está sucediendo. Ahora podrás ser un Man in Black, el Jaime Mausan que nos cuida. Y es que aunque suena a un chiste, la NASA está buscando candidatos para ocupar el puesto de “Planetary Protecion Officer”. Es decir, alguien que se encargue de proteger nuestro planeta de cualquier contaminación extraterrestre, al tiempo que protegerá a otros planetas de nuestra propia contaminación.

Tal vez no portes armas súper poderosas, pero lo cierto es que este cargo existe desde hace 40 años y es una parte fundamental para la NASA y vela porque en las expediciones espaciales los astronautas podrían hacerse de algún contaminante o bien llevar uno, lo que al final alteraría cualquier estudio sobre la posibilidad de vida en otros planetas.

De acuerdo con la descripción del puesto:

“La protección planetaria se ocupa de evitar la contaminación de componentes orgánicos y biológicos en la exploración espacial humana y robótica”.
Y como el PPO es responsable de la implementación de las políticas de protección planetaria establecidas por la NASA, tendrá que:

Dirigir la planificación y coordinación de actividades relacionadas con las necesidades de protección planetaria de la misión de la NASA.
Proporcionar asesoramiento sobre el cumplimiento de las misiones de vuelo espacial robótico y humano con las políticas de protección planetaria de la NASA, así como los requisitos legales y las obligaciones internacionales.
Asesorar al Jefe de SMA (Safety and Mission Assurance) y otros funcionarios en cuanto al mérito y las implicaciones de las decisiones programáticas que implican riesgos para los objetivos de protección planetaria.

Liderar las interacciones con el COSPAR (Committee On Space Research), Academias Nacionales y comités asesores sobre asuntos de protección planetaria.
Como ves no es poca cosa. Y por eso, si te consideras apto para el puesto necesitas contar con un currículum bastante pesado. La agencia espacial está buscando a personas que cuenten con un título superior en ciencias, ingeniería o matemáticas. Además, debe tener, por lo menos, un año de experiencia como empleado de alto nivel en el gobierno, contar con conocimientos técnicos de ingeniería y ser ciudadano estadounidense.

Actualmente sólo hay dos personas en el puesto y –si de casualidad- cumples con los requisitos tienes hasta el 14 de agosto para postularte. Por cierto, la NASA paga entre 124,406 dólares y 187,000 dólares, dependiendo tus aptitudes. La verdad es que suena a un trabajo bastante pesado y poco tiene que ver con armas para borrarle la memoria a la gente.