Lamborghini regala un auto al Papa Francisco; lo subastará para beneficiencia

La casa italiana Lamborghini regaló este miércoles al Papa Francisco una edición especial de su modelo Huracan de color blanco y con detalles en oro, colores de la bandera vaticana, que será subastado para ayudar a regresar a Irak a las comunidades cristianas desplazadas.

Los beneficiarios serán cerca de 12 mil personas de las comunidades sirio-católicas, sirio-ortodoxas y caldeas.

El Lamborghini fue entregado por los dirigentes de la casa automovilística antes de la audiencia general y fue bendecido por el Papa.

Francisco ha decidido que el dinero vaya al proyecto de la organización “Ayuda a la Iglesia que sufre”, para que puedan regresar al Valle de Nínive las comunidades cristianas que tuvieron que huir de allí con la llegada de las milicias del Estado Islámico.

Otra parte del dinero obtenido con la subasta, que será realizada por la casa Sotheby’s, irá a la comunidad Papa Juan XXIII, que se ocupa de mujeres víctimas de la trata.

El precio en el mercado de este automóvil es de cerca de 200 mil euros (220 mil dólares).