Nueva generación de billetes de euro entrará en circulación en 2019

La segunda serie completa de los nuevos billetes de euro entrará en circulación el 28 de mayo de 2019 en la Unión Europea, con nuevas características de seguridad con el fin de dificultar su falsificación, informaron medios locales.

Esta será la segunda generación de billetes de euros desde que entró en circulación la divisa única en 2002.

Los nuevos billetes de 100 y 200 euros fueron mostrados en conferencia de prensa en Frankfurt. Lo primero que llamó la atención es su tamaño ya que son claramente más largos y más grandes, entre más ancho sea el billete, es mayor su denominación.

El director de Dinero en Efectivo, Yves Mersch, declaró que los billetes de euros son un símbolo de la Unión Europea y sus 340 millones de habitantes. Agregó que a pesar de las nuevas posibilidades tecnológicas para pagar, los billetes en efectivo siguen siendo el medio más utilizado.

La segunda generación de billetes son de cinco, 10, 20, 50, 100 y de 200 euros. Ya no saldrán en circulación los de 500 euros.

Los nuevos billetes serán más resistentes a la falsificación. Contarán con un holograma satélite en la parte delantera en la esquina derecha superior. Si se mueve el billete aparecen pequeños símbolos del euro que muestran su denominación.

Si se mantiene el billete a contraluz se hace visible una “ventana” con un retrato de la diosa mitológica de Europa. Su nombre es también el que lleva la segunda generación de billetes de esa divisa: la Serie Europa.

Continuarán asimismo mostrando edificios arquitectónicos de fantasía que no hay en la realidad en Europa.

Además, en los nuevos billetes de 100 y 200 euros, esa denominación resalta por su brillantez en color esmeralda pero si se mueve, el color cambia a azul profundo.

No obstante, los colores fundamentales para diferenciar los billetes son los mismos que ahora: el de 100 euros es verde, el de 200 seguirá teniendo una mezcla de amarillo y café. Los de 50 son amarillo, ocre y naranja, los de 20 azules y los de cinco verde grises.

Los billetes “antiguos” de euro serán recogidos en forma paulatina por los bancos centrales de los estados de la Federación alemana, de manera que sus portadores no tendrán que ocuparse de sustituirlos por los nuevos.