Theresa May logra tregua con legisladores británicos para el Brexit

La primera ministra Theresa May obtuvo el miércoles una tregua de dos semanas de los legisladores, que pospusieron una rebelión que busca bloquear un Brexit sin acuerdo después de que la funcionaria aceptara un posible retraso a la salida de Gran Bretaña de la UE.

El opositor Partido Laborista anunció que ahora apoyaría una nueva votación sobre el Brexit, la primera vez desde que Reino Unido decidió en 2016 dejar la UE que uno de sus principales partidos ha respaldado la opción de dar a la ciudadanía la oportunidad de cambiar de opinión.

Tras meses de decir que Gran Bretaña debe salir de la UE el 29 de marzo como estaba planeado, May abrió la puerta el martes a una breve extensión a esa fecha. Eso evitó un enfrentamiento el miércoles con legisladores, incluidos ministros de su propio gobierno que dijeron que estaban dispuestos a unirse a una rebelión para evitar una salida sin acuerdo.

La decisión de May le bajó el tono a una serie de votaciones que podrían haber arrancado el control de todo el proceso al gobierno.

Al final, los legisladores respaldaron el calendario de May. Pero eso significa que los ciudadanos y las empresas británicas no sabrán cómo, o incluso si abandonarán la Unión Europea hasta semanas o incluso días antes de la fecha límite.

Después de que un acuerdo que negoció con los líderes europeos fuera rechazado el 15 de enero, May espera recuperar un acuerdo de salida modificado para una votación, que podría llegar tan pronto como la próxima semana, pero podría demorarse hasta el 12 de marzo.

May ahora ha prometido que si su acuerdo es rechazado, los legisladores tendrán la oportunidad de votar si se van sin un acuerdo o piden a la Unión Europea que demore el plazo.

Los legisladores votaron 502-20 a favor de una enmienda propuesta por la legisladora laborista Yvette Cooper, que definió el calendario propuesto por May. El gobierno respaldó la enmienda.