Tren blindado en el que supuestamente viaja Kim Jong-un abandona Pekín

El tren blindado en el que supuestamente ha viajado a China una delegación norcoreana que podría incluir al líder Kim Jong-un, rodeada de un enorme secretismo, abandonó hoy la estación central de Pekín, informó la agencia nipona Kyodo.

Mientras que los Gobiernos de Pekín y Seúl no han confirmado la visita, la presencia en China del tren oficial del régimen y las enormes medidas de seguridad en torno al convoy, que recorrió desde ayer la capital, han desatado los rumores de que el líder norcoreano ha viajado al país vecino, en la que sería de su primer visita al extranjero.

Según el diario nipón Sankei, que cita hoy a fuentes del Partido Comunista chino, Kim Jong-un ha visitado Pekín para reunirse con varios altos cargos del país.

El Gobierno surcoreano insistió hoy en que desconocía si el dictador norcoreano se encontraba de visita en Pekín, pero reconoció que estaba haciendo un seguimiento de la noticia con los países implicados.

En Pekín, donde no se ha informado de la visita, se notó hoy la presencia de un importante dispositivo de seguridad -con accesos cortados y mucha presencia policial- en torno a la Residencia de Jefes de Estado de Diaoyutai, donde se sospecha que podría estar alojado el líder norcoreano.

Al mismo tiempo, se ha limitado mucho el acceso a Tiananmen, un protocolo habitual cuando se produce una reunión de Estado con un mandatario extranjero en el Gran Palacio del Pueblo, que se encuentra en esta plaza.

El secretismo y los rumores han sido la tónica desde que la tarde del lunes un canal de televisión japonés emitiera unas imágenes de un tren blindado similar al que suelen utilizar los líderes norcoreanos llegando a la principal estación de la capital china.

La misteriosa y sorprendente visita del tren norcoreano a Pekín se produce en un momento de gran actividad diplomática con vistas a sendas cumbres entre el líder norcoreano y los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos, Moon Jae-in y Donald Trump, previstas para abril y mayo, respectivamente.

De confirmarse la presencia de Kim Jong-un en China se trataría de la primera vez que el líder viaja al extranjero desde que asumió el poder en diciembre de 2011, tras la muerte de su padre.