Volcán Kilauea destruye 26 casas y afecta a miles de personas en Hawái

La lava que arroja el Kilauea, uno de los volcanes más activos del mundo, ha destruido al menos 26 viviendas y afectado a más de mil 700 residentes de la subdivisión de Leilani Estates, la Isla Grande de Hawái, informaron hoy fuentes oficiales.

“El volcán Kilauea destruyó 26 casas y arrojó lava a decenas de metros en el aire, obligando a miles de residentes a huir”, informó el gobierno del condado de Hawái en su más reciente reporte sobre la situación del coloso, que entró en erupción el viernes pasado.

Las viviendas quedaron prácticamente fundidas al ser alcanzadas por un río de lava y rocas fundidas, que se han abierto en el suelo, alcanzado zonas residenciales y una carretera de Leilani Estates, según un reporte del sitio Hawaii News Now.

La constante y creciente actividad volcánica obligó a las autoridades de Leilania Estates a emitir una alerta de emergencia instando a los residentes a alejarse de la subdivisión, avivando los temores de que más viviendas sean alcanzadas por la lava.

“La erupción está progresando”, afirmó Talmadge Magno, administrador de la Defensa Civil del condado de Hawái, y agregó que las autoridades harán todo lo posible para garantizar la seguridad de los residentes y que puedan regresar a sus hogares cuando sea seguro hacerlo.

Durante la mañana del domingo, el volcán registró al menos 10 erupciones, expulsando rocas fundidas, gas tóxico y el vapor, hasta una altura de unos 230 pies (unos 70 metros), aunque por la tarde la actividad disminuyó un poco.

El Observatorio Volcánico de Hawái informó que hasta el domingo por la noche las fuentes de lava, que salían de al menos una fisura, avanzaban de norte a noreste, durante más casi dos kilómetros, deteniéndose hasta llegar amplias zonas residenciales.

Un video, difundido a través de las redes sociales, mostró algunas de las erupciones del volcán y parte del recorrido de la lava por una carretera y calles de Leilani Estates, en medio de automóviles, postes de electricidad y algunos hogares en áreas cuesta abajo.

En algunas zonas, los residentes pudieron regresar la víspera a sus hogares para recoger a sus mascotas, medicamentos y otras pertenencias, luego de que funcionarios de Defensa Civil del condado de Hawái realizaron un recorrido aéreo por la zona el domingo por la mañana para evaluar la situación del Kilauea.

Las autoridades destacaron que la situación seguía siendo peligrosa en la mitad de la subdivisión y que es poco probable que la actividad del volcán termine pronto, por lo que pidieron a la población mantenerse alejada de las zonas cercanas al cráter y trasladarse a algún refugio seguro.

De acuerdo con autoridades, unas 240 personas y 90 mascotas se encuentran en los dos refugios de emergencia que la Cruz Roja instaló para apoyar a los afectados por la erupción volcánica, mientras que cientos de residentes más se alojaban con amigos y familiares.

Ante las erupciones en curso del Kilauea, las autoridades también renovaros sus advertencias sobre los peligros a la salud que pueden causar los niveles altos de dióxido de azufre, que están presentes en gran parte de Leilani Estates.

El volcán hizo erupción el viernes pasado, tras un terremoto de 6.9 grados de magnitud, que se sitió en todo Hawái, el más grande desde 1975, y generó pequeñas olas de tsunami alrededor de la isla.

La actual erupción del Kilauea ha sido comparada por las autoridades con la registrada en mayo de 1955, que duró meses y abrió al menos 24 respiraderos volcánicos a lo largo de varias comunidades costeras desde Kalapana hasta Kapoho.