Colapsan puestos de control en el Aeropuerto

La lógica y análisis cronológico de los acontecimientos dejan entrever una situación que a un costo muy alto, como es la vida de tres policías, refleja una realidad que expone a los usuarios

Por Gerardo Palomar Méndez

¿Qué sucedió en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México?

¿Por qué perdieron la vida tres agentes de la Policía Federal en el cumplimiento de su deber?

La lógica y análisis cronológico de los acontecimientos relacionados con el Aeropuerto dejan entrever una situación que a un costo muy alto, como es la vida de tres policías, refleja una realidad que expone a los usuarios.

Los medios de comunicación evidenciaron que los puntos de seguridad sensibles del mismo aeropuerto no tenían puestos de revisión eficientes; y con eficientes me refiero a que, al ser custodiados por la misma Policía Federal, entre los integrantes de la misma corporación no se sometían a revisiones que por regulación le corresponde a todas las personas que ingresan a dichas áreas, pero que en un ánimo de compañerismo entre ellos no se revisaban.

Los incidentes en diversas partes del mundo en los que integrantes de la tripulación de aeronaves provenientes de México fueron sorprendidos traficando sustancias prohibidas.

La relación entre estos acontecimientos no tiene mayor ciencia, ya que se presume que la droga ingresaba al avión pasando por los filtros custodiados, entre otros, por la Policía Federal, pero que al verse obligados a revisarse entre ellos mismos a partir de las notas periodísticas que se dieron al respecto, fueron sacando a flote las mafias y/o participación de ciertos uniformados corruptos que fueron sometidos a investigación.

La parte que es loable y plausible en este caso es que se obtiene el mensaje concreto y definitivo por parte de la autoridad de que nadie está por encima de la ley ni tendrá privilegios para corromper la legalidad y la justicia, es decir, al investigar a los policías corruptos se deja ver con meridiana claridad que incluso ellos serán perseguidos por actos de corrupción que en el pasado eran obviados a pesar de estar detectados y que tristemente ahora resultó en un trágico desenlace y una persecución que no se sabe que final tendrá sobre los corruptos homicidas.

El licenciado Gerardo Palomar Méndez es director de Programas de Derecho en el  Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe