3 de December de 2021

ONU informa sobre el aumento de niños migrantes en México con destino a EE. UU.

[ad_1]

CIUDAD DE MÉXICO – La cantidad de niños migrantes que llegan a México y esperan ingresar a Estados Unidos se multiplicó por diez de enero a marzo de este año, anunció el lunes el Fondo de la ONU para la Infancia. Un promedio de 275 menores llegan al país todos los días.

Según el Fondo para la Infancia (UNICEF), el número de niños migrantes registrados en México pasó de 380 a principios de año a fines de marzo a 3,500. El número incluye datos del Instituto Nacional de Migración de México y otras fuentes oficiales, y brinda una mirada en profundidad a la crisis.

“Me quedé destrozado al ver el sufrimiento de tantos niños pequeños, incluidos bebés, en la frontera de México con Estados Unidos”, dijo Jean Gough, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, después de una visita de cinco días a México, donde Cruzó la frontera norte y realizó una gira con Estados Unidos.

La afluencia de menores es parte de una crisis migratoria más grande que ha llevado a los funcionarios estadounidenses a controlar la frontera. El gobierno de Biden espera más preocupaciones en la frontera este año que en cualquier momento de las últimas dos décadas.

La mayoría de los migrantes son de América Central y escapan de la pobreza, la violencia y los desastres climáticos, incluidos dos grandes huracanes que devastaron partes de Honduras y Guatemala el otoño pasado.

Según UNICEF, los 275 niños migrantes estimados que vienen a México todos los días incluyen niños de Centroamérica, así como aquellos que son deportados a México desde los Estados Unidos.

La agencia de la ONU encontró que los niños constituían al menos el 30 por ciento de la población migrante en muchos refugios mexicanos. La mitad de todos los niños en los refugios viajaban sin sus padres, una de las proporciones más altas jamás registradas en México, según UNICEF.

“La mayoría de los refugios que he visitado en México ya están superpoblados y no pueden acomodar al creciente número de niños y familias que se mudan al norte”, dijo Gough.

Aunque Biden, considerado más favorable a los migrantes que su predecesor, advirtió a los migrantes que no viajen porque la frontera está cerrada, la noticia no llegó a la persona promedio en Centroamérica. Los traficantes de personas en Centroamérica persiguen a los que están lo suficientemente desesperados como para hacer el viaje, ofrecen sus servicios y dicen que los migrantes son bienvenidos en Estados Unidos.

Pero la frontera no está abierta y muchos migrantes están siendo enviados de regreso a México bajo una ordenanza federal llamada Título 42, introducida por la administración de Donald J. Trump. mantenido en su lugar por el Sr. Biden. La orden garantiza desalojos rápidos como medida de salud en medio de la pandemia y permite a Estados Unidos eludir sus obligaciones con los solicitantes de asilo.

La migración de Centroamérica a México es ardua. Las familias y los menores no acompañados a menudo viajan cientos de kilómetros a pie hasta México para ser asaltados, secuestrados como rescate o abusados ​​sexualmente por traficantes de personas y redes criminales que acechan los corredores de migrantes.

En su declaración, UNICEF pidió a la comunidad internacional que intensifique su apoyo a México para ampliar su red de protección y ayudar a los migrantes.

La agencia de la ONU también llamó a las organizaciones miembros a aumentar la ayuda a Centroamérica con el fin de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos allí para que sientan que no tienen que migrar. Esta estrategia también es seguida por la administración de Biden, que planea gastar $ 4 mil millones en programas de desarrollo en el área durante los próximos cuatro años.

“Las familias centroamericanas no emigran, huyen”, dijo Gough.

“La mejor manera de dar a las familias migrantes una buena razón para permanecer en sus comunidades es invertir en el futuro de sus hijos a nivel local”, agregó. “La verdadera crisis infantil no está en la frontera de Estados Unidos, sino en las comunidades más pobres del norte de Centroamérica y México”.

[ad_2]