3 de December de 2021

Ciudadanos de Mérida protestan por temor a reabrir la granja porcina industrial

[ad_1]

Alrededor de 500 residentes de la ciudad maya de Homún, Yucatán, viajaron a las protestas en la capital del estado, Mérida, el martes, por temor a que una granja de cerdos de 49,000 personas reabra cerca de la ciudad. El jueves se tomará una decisión judicial sobre este tema.

La Producción Alimentaria Porcícola (Papo) fue construida en una reserva natural que atrae a los turistas por su “anillo de cenotes”. Los residentes locales han expresado su preocupación de que la orina y los excrementos de cerdo puedan contaminar el agua en el área; un desastre potencial para el 80% de la población económicamente dependiente del turismo.

La finca ha estado fuera de operación desde 2018 debido a un fallo judicial en Yucatán. Ese fallo fue confirmado por unanimidad por la Corte Suprema en mayo, lo que significa que Papo se vio obligado a permanecer cerrado hasta el fallo de mañana del segundo tribunal de distrito del estado.

Sin embargo, vecinos de Homún han afirmado que el gobierno estatal, encabezado por el gobernador Mauricio Vila Dosal, trató de influir en el tribunal para reabrir la finca.

El 6 de junio, Papo presentó al juez un documento emitido por el Ministerio de Desarrollo Sostenible del estado. En el texto, la directora legal del ministerio, Karen Aguirre Bates, afirmó que la instalación estaba “adecuadamente equipada para cumplir con los niveles máximos permisibles de contaminación”.

Earthjustice, una organización de derechos ambientales sin fines de lucro, presentó una carta de abogado antes del fallo de la Corte Suprema en mayo alegando “evidencia científica sustancial del daño grave e irreversible a la salud humana y el medio ambiente asociado con las operaciones industriales porcinas … agua , incluidos los pozos de agua dulce naturales conocidos como cenotes; Emisión de contaminación atmosférica nociva; Propagación de patógenos peligrosos y contribución al cambio climático “.

La residente Martina Ramirez Soberanis pidió al gobierno estatal que se oponga a la finca. “Creemos que es hora de que el Gobierno del Estado de Yucatán … se oponga a los abusos de la mega fábrica de cerdos … [which is] pisoteó los derechos de los mayas de Homún ”, dijo.

Otro manifestante se quejó de que se estaba ignorando la voz de la población local. “Esta gente de la empresa no ama a Homún, solo quiere la finca. Pasamos por nuestras deliberaciones y la gente de Homún dijo “no y no” y seguimos diciendo “no” y seguiremos defendiendo el agua por el futuro de los niños … seguiremos la lucha … nos quedamos unidos y nos convertiremos en el agua sagrada de Defender “.

Se estimó que Papo produciría más de 272 millones de kilogramos de orina y heces cada año, más que toda la población humana de Tijuana.

Con reportes de Milenio



[ad_2]