17 de October de 2021

Los arqueólogos identifican evidencia de oposición cultural a la conquista española

[ad_1]

Los arqueólogos han descubierto nuevas evidencias de resistencia cultural a la conquista española de México.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dijo que sus arqueólogos han descubierto los restos de un complejo residencial y taller de piedra en el barrio mexicano de Morelos, que limita con Tlatelolco, un barrio donde un prehispánico altepetl, o ciudad-estado, fue una vez localizado.

Los restos confirman que la población mexica vivió pocos años después de la conquista de Tlatelolco a principios del siglo XVI.

Los restos datan del período posclásico tardío (1200-1521) y colonial temprano (1521-1650) y permanecieron bajo las concurridas calles de Morelos, al norte del centro histórico de la Ciudad de México, durante siglos.

La arquitectura del conjunto residencial, que incluía un área para ceremonias y rituales, llevó a los arqueólogos del INAH a concluir que hubo un asentamiento entre 1525 y 1547.

“Se encontró un pequeño almacén con vasijas esféricas y restos orgánicos de la época colonial”, dijo el INAH.

El instituto también dijo que en el sitio, cerca de la zona arqueológica de Tlatelolco, también se encontraron dos estatuas antropomorfas de 35 cm y 40 cm. José Antonio López, arqueólogo del INAH, dijo que no fue fácil interpretar el significado de las estatuas.

“Cuando estaban ‘vivos’ en la época prehispánica pueden haber sido enterrados en este lugar con una advocación, pero con la llegada de los españoles y el hecho de que los indígenas no pudieron recuperar sus antiguas deidades, es posible que su significado ha cambiado como una forma de resistencia religiosa y cultural ”, dijo.

En el taller de piedra, los arqueólogos encontraron grandes cantidades de obsidiana gris, dorada y verde, dijo el INAH. Xantal Rosales García, otro arqueólogo del INAH, dijo que se encontraron 15.000 objetos terminados y casi dos toneladas de obsidiana.

Los arqueólogos también descubrieron las tumbas de 36 adultos y niños que murieron en la época prehispánica y colonial. La antropóloga Josefina Bautista Martínez dijo que enterraron a un niño en la cabeza con un cuchillo de obsidiana de seis pulgadas. También dijo que le colocaron un trozo de pedernal en el cuerpo y que uno de sus dientes fue reemplazado por una piedra verde.

Los arqueólogos también descubrieron numerosas piezas de cerámica, incluidas más de 200 figuras femeninas. Según López, todos los materiales encontrados indican una “persistencia religiosa oculta de estos grupos indígenas durante la evangelización, aunque los franciscanos son muy cercanos”.

Diario de noticias de México



[ad_2]